• Autor: Dierckxsens, Wim

  • Editorial: Comares Editorial

  • Descargas: 2062

  • Nº Paginas: 161

Crisis y supervivencia, Dierckxsens, Wim ,

El ocho de diciembre de mil novecientos noventa y uno, los presidentes de Rusia, Ucrania y Bielorrusia firmaron el Tratado de Belovesh que declaró oficialmente la disolución de la Unión Soviética y el establecimiento de la Comunidad de Estados Independientes (CEI), en su sitio. Con la crisis del socialismo dejó de existir el llamado ?Segundo Planeta? y pareciese más que jamás que el capitalismo formaba el modo perfecto de producción natural. Ante esa realidad al Tercer Planeta se le cierran las perspectivas y nuevas opciones alternativas, mientras que el Primer Planeta y Estados Unidos en la vanguardia se manifiesta como todopoderoso y único triunfante en un nuevo planeta unipolar. La crisis del propio capitalismo, ya en plena marcha, queda reducida al mínimo a la par de la desintegración del bloque socialista.
Ya en en nuestro libro «Globalización: Centroamérica y El Caribe en el nuevo orden», 1992; CCC-CA) traducido al inglés por el IVO, Universidad de Tilburg, Holanda, bajo el título «The Blog post Cold War Era: unsustainable economic development»,ya aseverábamos en mil novecientos noventa y dos (pp13-catorce): «Un análisis más profundo revela que la carrera armamentista y la guerra fría han llevado a la crisis de las 2 superpotencias. La conclusión unilateral de la carrera armamentista por la ex- Unión Soviética acarreó a los E.U. a una crisis profunda, mientras que a otras potencias como Alemania, le aportan nuevas perspectivas de desarrollo», pensando en la integración de las 2 Alemanias y la siguiente constitución de la UE. En exactamente la misma introducción proseguimos aseverando que: «Con la Guerra del Golfo, los Estados Unidos procuran a través de su poderío militar delimitar un nuevo orden económico mundial trasfiriendo su gasto a sus contrincantes principales: Alemania y el país nipón. (?) En esencia hay una confrontación inter-imperialista si bien a nivel de las apariencias bélicas, figuran como aliados. (?) La primera superpotencia del planeta semeja ser el monarca del planeta. Esta grandiosidad tiene un enclenque sostén económico y un desarrollo poco a poco más insostenible (?). El planeta desarrollado está sumergiéndose en una crisis que concreta durarse. ¡Cuáles son las perspectivas para los países periféricos de semejante coyuntura? ¿Qué puede aguardar el campo social productivo? (pp. catorce, 1992; CCC-CA).
Después de examinar de qué forma el cooperativismo de Centro América y El Caribe podría subsistir frente al proceso de globalización neoliberal, inquietud medular de la Confederación de Cooperativas del Caribe y Centro América (CCC-CA) que ha generado diferentes publicaciones desde censos cooperativos que en este periodo levantó la Confederación, el Departamento Universal de investigaciones (DEI) que organiza en San J., C. Rica anualmente diferentes talleres para participantes de movimientos sociales de todo el continente, nos preguntaron de qué forma el movimiento social sudamericano podría subsistir al proceso de globalización neo-liberal. El interrogante de los talleristas de ese entonces era si había luz al final del túnel obscuro que no fuese la luz del tren de gran velocidad (la globalización neoliberal) que amenazara atropellarlos. En este contexto el DEI publicó en mil novecientos noventa y cuatro una re-edición ampliada del libro de mil novecientos noventa y dos con el título «De la globalización a la perestroika en Occidente». En la introducción (pp. once-trece) ya preveíamos la depresión actual y sus causas, consecuencias y ocasiones de cambio y con esto devolvimos la esperanza al movimiento social.