• Autor: Arriola, Joaquin

  • Editorial: El Viejo Topo

  • Descargas: 127

  • Nº Paginas: 489

Derecho a tomar decisiones “Propuestas para el socialismo del siglo veintiuno”, Arriola, Joaquin ,

La hegemonía moderna del neoliberalismo ha sido posible por la ausencia de opciones alternativas creíbles. En verdad la mayoría de las propuestas del movimiento sindical y político se restringen a propugnar la defensa y recomposición de las estructuras del capitalismo de concertación fordista. La izquierda está en consecuencia limitada a un proyecto utópico y anacrónico, el regreso de un pasado que ya no se corresponde con las condiciones sociales y políticas del instante. Y debe remarcarse que su derrota es anterior a la implosión del socialismo estatista del este de Europa. Aunque es verdad que el siglo veinte fue el “siglo soviético”, la desaparición de este régimen solo fue un trauma político-cultural para la izquierda marxista, tanto “pro” como “anti”, mas no para las otras corrientes de la izquierda, socialista, ácrata o bien religiosa. La derrota política, esto es teorética y práctica, se generó en la década de los ochenta, y solo al final de exactamente la misma se descompuso claramente el régimen soviético.
¿De qué manera ha podido generarse una derrota tan profunda, tan extensa, tan durable? De momento, señalemos un aspecto clave: la carencia de visión, de proyecto de futuro, se halla en la raíz del fracaso.
La falta de capacidad para diseñar la visión de un futuro diferente es la base de la quiebra del proyecto socialista, en cualquiera de sus versiones: la socialdemocracia abdicó hace un siglo de tener una perspectiva de cambio estratégica; la izquierda marxista se sumergió en la defensa y crítica de las prácticas en las sociedades postrevolucionarias; la izquierda ácrata no alcanzó a superar el descalabro de la revolución española; la izquierda religiosa, como su reino no es de este planeta, limita su menester teorético a la crítica ético-ética. Y si no se dispone de un esbozo estructurado de la arquitectura social opción alternativa, no es realista aguardar que la política supere los estrechos márgenes que le entrega el pensamiento único.
Aquí se apuntan ciertos de elementos centrales de una arquitectura económica opción alternativa al capitalismo, con respuestas no necesariamente coincidentes. Propuestas y autores que se anotan en el arco extenso de la izquierda socialista, marxista, libertaria.
Esta obra, en consecuencia, puede asistir a provocar el indispensable discute en las fuerzas del anticapitalismo emergente, y ser una herramienta en el proceso de construcción del pensamiento alternativo