• Autor: Ingrao, Pietro

  • Editorial: Ediciones Peninsula

  • Descargas: 1515

  • Nº Paginas: 424

Pedia la Luna, Ingrao, Pietro ,

Memoria, vida y cultura de entre los intelectuales y hombre político más reputados de Europa

La memoria es un género que deja atravesar un siglo, en un caso así el siglo veinte, con todo el horror y la verdad, las luchas y la vida en marcha que este siglo corto, en palabras del historiador Eric Hobswam, donde el horror y la guerra han sido los protagonistas.
En esta obra, entre los maestros de la política italiana y europea, examina con sutil inteligencia los avatares del siglo, las grandes crisis, la lucha por la supervivencia, las batallas en defensa del planeta del trabajo, las guerras y la vida.
Nos hallamos con un libro mayor, emocionante y apasionado que no va a dejar indiferente a ningún lector.

«Estas memorias vienen a ser la reconstrucción de una contrariedad personal y social en las ensangrentadas contrariedades de mi temporada. No obstante, no es seguro que las cosas ocurriesen de esta forma, ni en el orden propuesto. Quizá lo sucedido sea más cierto cuando se aclaren ciertos vínculos y sucesos que el día de hoy —cuando menos para el autor— todavía resultan confusos, prosiguen en proceso o bien aun son demasiado personales y secretos. Todo ello, indudablemente, provoca una vaguedad, o bien una construcción personal, puesto que ubico en la memoria lo sucedido conforme mis querencias, y utilizo vocabularios controvertibles y escalas de lecturas heridas, tal vez derruidas. ¿Ese evento fue de esta forma, tal y como ha quedado impreso en mi tierna y dolorosa memoria, o bien se ha perdido la clave, suponiendo que exista una clave para una simple colección de fragmentos? Si la lengua es dudosa, ¿de qué manera puede existir y legitimarse la memoria? ¿Y por qué razón nos da tanto temor que la memoria se pierda?¿Es la vanidad de apreciar continuar en escena por siempre o bien es un intento de salvación? O bien quizá sea una memoria supeditada a el resto, y de ahí que escapa del silencio».
Pietro INGRAO